Un diseñador web ¿Qué hace? ¿Qué no hace? ¿Qué puede hacer?

El diseño es un término muy amplio que puede referirse a muchas disciplinas: hay diseño industrial, hay diseño gráfico, las carrocerías de los coches se diseñan, los cohetes también, etc. Por lo tanto es lógico pensar que las páginas web también requieran algún tipo de diseño.

Al principio de haber páginas web, era muy típico que los diseñadores gráficos empezaran a diseñar webs. También los programadores podían explicar de alguna manera que diseñaban páginas web.

Esta claro que el diseño gráfico y el diseño de páginas web tienen cosas en común: tener nociones de saber distribuir los elementos en el espacio que ocuparán de forma que haya equilibrio. Saber jugar con los colores, los contrastes y las proporciones. Conocer y tener nociones básicas de tipografía.

El diseño de páginas web es también una disciplina «prima hermana» del desarrollo web, en el sentido de que ambas (el diseño web y la programación) requieren una comprensión acerca del comportamiento del «modelo de cajas» que conforman los elementos de una web. Si un diseñador web no conoce esto, tiene que estar todo el tiempo preguntando al programador si lo que está haciendo es viable. Si el programador web no lo conoce, no puede maquetar lo que el diseñador le entrega en forma de boceto o «mockup».

También es cierto que hay grandes diferencias entre diseño gráfico y web. El diseño gráfico hace referencia normalmente al diseño de imágenes corporativas, tarjetas de visita, carteles, portadas de libros, etc. Todo ello con un tamaño fijo para ser imprimido. En el diseño web nos encontramos una gran diferencia: el «lienzo» sobre el cual se colocan los elementos no tiene unas dimensiones fijas. Por si eso no fuese poco, además, las páginas web son en realidad aplicaciones interactivas.

¿Qué hace un diseñador web?

Llegando a este punto creo que ya podemos decir lo que es y lo que hace un diseñador web: diseña la aparición de los diferentes elementos de una web (textos, botones, enlaces, banners, imágenes, videos, audios, cabeceras, pies de página, secciones para destacar características, llamadas a la acción, formularios, carruseles o pases de diapositivas, etc) de tal forma que, independientemente del dispositivo usado para verlos, cumplan con los objetivos de publicidad y marketing para los cuales han sido creados.

¿Qué no hace?

Crear restricciones para el «lienzo» de visualización de los elementos visuales que conforman una web. Es decir, suponer anchuras fijas o cualquier otro tipo de dimensiones fijas.

¿Qué puede hacer?

Un diseñador web puede hacer todo aquello que un diseñador gráfico podría hacer. Logos, ilustraciones, diseñar banners. Hoy en día estamos viviendo un tiempo en el que cada vez se confía más en los profesionales independientes especializados. Por esta motivo hay diseñadores gráficos que solo hacen imagen corporativa (por ejemplo) y diseñadores web que no diseñan logos.

Mi forma de explicarlo

A mi me gusta decir que un diseñador web distribuye en una pantalla interactiva y de forma adaptable, la materia prima compuesta por textos, fotos, imágenes, banners, ilustraciones, videos, audios. Y dicha materia prima puede venir a través de otros profesionales o no.

Como el 90% del contenido de una web es tipografía, creo que un diseñador web debe dominar la tipografía web. Conceptos como tipografía fluida deben ser algo muy común en el lenguaje de un diseñador web. Y a algunos conceptos clásicos tales como el «ritmo vertical» se les debe dotar de un nuevo significado más amplio que abarque el mundo digital, adaptable y accesible.

Además, en diseño web, cada día se aprende alguna cosa.

Aquí te dejo otra palabreja «Intrinsic Design» por si quieres seguir leyendo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *