Aplicación móvil «PWA» de reservas para conocida empresa de Barcelona

Participé en este proyecto durante un periodo en el que trabajaba por cuenta ajena. De todas formas, lo he puesto en mi portfolio por que de alguna forma es representativo de lo que hago en la actualidad.

Este proyecto se trata nada menos ni nada más que de una «progressive web app» (PWA) o dicho de otra forma: una aplicación web con un comportamiento muy parecido al de una app nativa de Android o IOS, realizada con tecnología web como si de una página web normal se tratara. Esto hace que sea accesible desde Internet, sin necesidad de ir a la AppStore de Google ni a ningún portal de descarga de aplicaciones. Y se instala con solo visitarla. A partir de entonces puede funcionar incluso sin acceso a Internet a excepción de los momentos en los que hay que hacer una transacción, momentos en los cuales hay que esperar a tener conectividad a Internet.

En mi opinión las PWA son el futuro de las aplicaciones en Internet, y tienen gran cantidad de utilidades. Ésta en concreto sirve para reservar plazas en un mercado y pagar dichas reservas desde una pantalla que te permite ver el plano del mercado y la ubicación de cada una de las plazas.

Análisis funcional y diseño

En este proyecto realicé en primer lugar lo que se llama análisis funcional. Un documento en el que se explican las funcionalidades de la aplicación y se hacen diagramas esquemáticos de todas las pantallas. Es digamos que un paso previo al diseño y el desarrollo de la web.

Los diagramas de las pantallas estaban realizados con XD, una herramienta para diseñar pantallas que incluso permite compartir prototipos de aplicaciones. Normalmente utilizo otra herramienta muy parecida que se llama Figma, pero en este caso trabajaba en una empresa en la cual se había escogido XD.

Entregué los diagramas a un diseñador gráfico que se encargo de convertirlos en bocetos o «mockups» con todos los elementos gráficos y de diseño que fuesen necesarios.

Programación de lo que se ve y lo que no se ve

Mientras el diseñador realizaba los diseños, me encargué de parte de la programación. Fundamentalmente, la parte que afecta a todo aquello que se ve. Y un compañero se responsabilizó de todo aquello que no se ve y que también debe programarse como es el modelo de datos, los accesos a la base de datos y todas aquellas operaciones que hacen referencia a añadir, modificar o eliminar datos en la base de datos.

Cuando el diseñador tuvo hechos sus diseños, me devolvió su trabajo en el mismo formato, es decir, en un fichero XD. Yo me encargué de convertir esos diseños en página web adaptable. No tuve que hacer análisis adicionales por que ya tenia los diseños por duplicado: para dispositivos móviles y para ordenadores de sobremesa, tal y como lo había especificado en la fase de análisis.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *